Buscar
  • TodosCreamos

Los niños que se sienten amados se vuelven adultos que saben amar

Actualizado: may 14

El amor es una de las emociones humanas más presentes en el día a día del ser humano. El cerebro humano se rige por el amor.


Somos criaturas sociales, nuestros neurotransmisores y nuestras estructuras neuronales se desarrollan en base a nuestras interacciones cotidianas con quienes nos rodean. Necesitamos afecto para crecer, seguridad para desarrollarnos y la atención de unos padres que saben atender cuando el niño lo necesita.



El amor no es cualquier cosa. Se trata de un sentimiento poderoso capaz de potenciar lo mejor del ser humano en la vida.


A continuación compartimos con fines educativos esta reflexión para todos los padres de familia acerca del amor.


Los niños que se sienten amados se vuelven adultos que saben amar:


Nuestra capacidad de amar depende del ambiente afectivo en el cual transcurrimos los primeros años de vida. Es propio durante la infancia que se crea un mapa conceptual entre mente y cuerpo que influira sobre nuestra capacidad de amar y de probar emociones.


Aquello que nos rodea durante la infancia dejara una marca que durara toda la vida y desde la cual dependera nuestra actitud a crear relaciones emocionales y sociales. Y esto vale sobre todo para la capacidad de amar y de ser amados.


El afecto demostrado de los padres aumenta la autoestima del niño y favorece el desarrollo de una personalidad armoniosa. A traves del amor, los padres transmiten como manejar los miedos, desarrollando la capacidad de adaptacion del pequeño para hacer frente a las variadas emociones.


Realizar esto nos hace comprender la importancia de amar a nuestros hijos y de educarlos al respecto, la empatia, como conducir la rabia, la ira, la adaptabilidad, la confianza en uno mismo!


Como criar niños felices:


La personalidad de un niño se basa sobre los procesos innatos, presentes desde su nacimiento. Estos esquemas biológicos podrían ser o no ser apropiados, entonces un ambiente afectivo positivo viene a ser todavia más importante para el sano desarrollo emocional del niño. A través del amor y la educacion emocional se plasman conexiones neuronales sanas.


Por ejemplo, si un niño tímido y rodeado de adultos que lo protegen excesivamente, en virtud de su misma timidez, no estara en grado de superar los miedos y no aprendera a gestionar las emociones.


Al contrario, el adulto debe favorecer un sano desarrollo psíquico y emocional del niño. Aquí algunos puntos:


Enseñar a los niños a hablar de sus emociones para entender y conocerse a si mismos y a los demás. Junto a las palabras, es importante enseñar también a recoger el significado de todos aquellos elementos que forman la comunicación no verbal como la postura, las expresiones faciales, el tono de la voz.


Para favorecer la autoestima del niño no confiarlo solo de elogios. Los elogios y los permisos son positivos solo si son consecuencia de resultados específicos y a la adquisición de nuevas habilidades.


Los padres enseñan mucho a través de su ejemplo. Y sabemos como a menudo los adultos están estresados. El estrés es nocivo para el niño pero es un elemento de la vida con que debemos hacer las cuentas. Más que protegerlos en modo excesivo, enseñarles a afrontar las dificultados fisiológicas del ambiente en que viven y adaptarse a ella, es importante.


Educar a los niños, sea para los padres que para todos los parientes o los educadores que se encuentran haciéndolo, es muy complejo y las variables son muchísimas. Pero de seguro, podemos decir: si los niños se sienten amados – no malcriarlos – es muy probable que tiendan a ser personas en grado de amar a su vez de ese modo.


#TodosCreamos

0 vistas
  • TodosCreamos en Facebook
  • Negro del icono de Instagram

©2019 Todos Creamos - ESPAÑA