Buscar
  • TodosCreamos

La meditación: La mejor manera de practicarla y sus beneficios


Algunos piensan que el propósito de la meditación es poder controlar el estrés, alejarse mentalmente o “desconectarse” de todo.  Sin embargo, aunque lo anterior es parcialmente cierto, Deepak Chopra, reconocido médico y escritor hindú, sostiene que el propósito real de la meditación es conectarse con todo y lograr esa paz interior integrando nuestro entorno en un estado de plenitud que sobrepasa cualquier entendimiento.


Según Deepak, la meditación facilita la entrada al espacio existente entre los pensamientos.


Los seres humanos  tienen un pensamiento tras otro dejando un espacio muy pequeño entre cada uno; de acuerdo a distintas tradiciones de sabiduría ancestral , estos espacios entre pensamientos son la ventana al vórtice de la mente infinita – el misterio al que algunas personas llaman espíritu o ser superior. No tenemos que usar estos términos necesariamente, pero podemos decir que éste sería nuestro centro de conciencia, y entre más aprendemos sobre el espacio entre los pensamientos, más experimentamos hasta darnos cuenta de ciertas verdades:

  • Es un campo de posibilidades infinitas y potencialidad pura.

  • Es un cuerpo conectado a todo lo demás.

  • Es un espacio lleno de creatividad e imaginación infinitas.

Es un lugar donde hay algo llamado el efecto del observador, o el poder de la intención y es ahí donde se orquesta la conocida ley de atracción en su máximo poder basada en una propiedad maravillosa que proviene de nuestro espíritu.


"Mediante la meditación logramos transportarnos a un espacio donde encontramos posibilidades infinitas, correlación infinita, creatividad infinita, imaginación infinita y encontramos el poder de nuestra más pura intención.

Ese es realmente el propósito de la meditación."


¿Dónde podemos meditar?

La meditación debe practicarse en un lugar tranquilo y silencioso, e idealmente donde no existan factores que puedan interrumpir el proceso. No es necesario que el lugar sea tan grande, tu habitación o incluso tu oficina pueden servir, siempre y cuando sea un lugar privado.


Cuando la meditación es guiada, el proceso de concentración se facilita ya que la energía del guía junto con el grupo de meditación influyen en crear una atmósfera de relajación que aporta seguridad y tranquilidad sea cual sea el lugar en donde se medite.


¿Cuándo meditar?

Sea en la mañana o durante la tarde, nuestro cuerpo irá identificando que horario coincide con sus ritmos más tranquilos,  sólo tenemos que darle la oportunidad. Algunos estudios demuestran que las rutinas que se realizan en la mañana son las que se mantienen por más tiempo, pero cualquier momento en que podamos meditar es el momento adecuado.


Posición del cuerpo:

Estar cómodo es muy importante. Siempre es preferible sentarse derecho en el suelo o sobre una silla para crear un estado de alerta, pero si desea o necesita acostarse también puede hacerlo, sin embargo, la mente está acondicionada a dormirse cuando el cuerpo está en reposo así que pudiera llegar a darle sueño y quedarse dormido con facilidad. En resumen, la posición debe aportarle comodidad y con las extremidades relajadas para que el cuerpo se sienta abierto a la experiencia.


Pensamientos:

Los pensamientos inevitablemente van a surgir en algún momento y estarán danzando alrededor de la mente, pero esto es normal. Es recomendable no hacer nada contra ellos sino solamente dejarlos ser. Si descubre que se encuentra pensando en lo que está pasando por la mente simplemente vuelva a enfocarse en su mantra o en su respiración y pronto se deslizará hacia el espacio entre pensamientos.


La respiración:

Cuando ponemos atención a nuestra respiración nos situamos en el momento presente. Con un ritmo natural y sin esfuerzo permita a su respiración fluir en cada movimiento inhalando y exhalando fácilmente y sin forzarla.


Duración de la meditación:

Muchos expertos recomiendan meditar 30 minutos durante el día para quienes se inician en esta práctica, y conforme se adquiera experiencia se puede ir aumentando poco a poco el tiempo o realizarla dos o varias veces al día. Es importante que el las primeras sesiones de meditación personal coloquemos una alarma suave con un máximo de 30 minutos para ir acostumbrando al cuerpo a despertar de la meditación después de ese tiempo promedio.


La meditación puede formar parte de tus actividades cotidianas, sólo basta dedicarle unos minutos al día y verás la diferencia en poco tiempo.


Beneficios adicionales:

Los efectos de la meditación son acumulativos, y el dedicar tan solo 15 minutos al día para despejarnos y rejuvenecer el espíritu nos brinda innumerables beneficios, entre los más resaltables están:


A nivel físico:

  • Aumenta la resistencia fisica y los niveles de energía vital.

  • Estimula los procesos de crecimiento y regeneración del cuerpo.

  • Reduce el proceso catabólico de descomposición.

  • Refuerza el sistema inmunologico.

  • Mejora la circulación sanguinea volviéndola más fluida.

  • Nuestros cuerpos son más ligeros y saludables.

  • Fomenta la relajación natural del cuerpo.


A nivel mental:

  • Estimula la capacidad para superar el estrés, la angustia y la tendencia a la cólera.

  • Ayuda a resolver conflictos internos y cambios arbitrarios en el estado de ánimo.

  • Aumenta la capacidad de concentración.

  • Ayuda a serenarse y contribuye a mantener el balance y la tranquilidad a nivel de la mente.

  • Favorece el desarrollo de la creatividad.

  • Estimula el pensamiento positivo.

  • Nuestras mentes están más lucidas y mejor enfocadas.

  • Estimula el desarrollo de la memoria y ayuda a mejorar los resultados académicos.

  • Contribuye a disolver el déficit de atención y a equilibrar la hiperactividad.

  • Con algún tiempo de práctica, se hace posible alcanzar estados mentales precisos, centrados, intensos y duraderos.


A nivel espiritual:

  • Ayuda al incremento de la intuición y  a la empatía consigo mismo y con los demás.

  • Ayuda a mejorar las relaciones interpersonales.

  • Contribuye a un estado de relajación y balance emocional .

  • El meditador empieza a sentirse parte del todo, en lugar de un simple elemento aislado de la naturaleza.

  • Favorece el desarrollo de la consciencia.

  • Nos convierte en personas mas felices y equilibradas.

  • Mejora la capacidad para regular nuestros pensamientos y emociones de forma natural.

  • La meditación está unida al autoconocimiento por lo que nuestra vida interior se hará más clara y profunda.


Comparte estas ideas sobre cómo hacer de esta práctica milenaria y especial algo cada vez más accesible para ti y tus seres cercanos.


#TodosCreamos

10 vistas
  • TodosCreamos en Facebook
  • Negro del icono de Instagram

©2019 Todos Creamos - ESPAÑA