Buscar
  • TodosCreamos

Cómo aceptarme como una madre o padre no perfecto

Alguna vez te has preguntado: ¿soy la madre o padre perfecto para mi adolescente?


Creemos que es una pregunta que se hacen frecuentemente las madres o padres que están preocupados por sus familias.

Piensan que en ocasiones han cometido errores que les gustaría no haber cometido.

¿Podrían haber hecho las cosas diferentes de haber tenido más experiencia? En ocasiones se sienten agotados o frustrados pues sus hijos se comportan de una manera diferente a la conducta esperada.


Pero te tenemos una noticia, todos los adolescentes tienen que vivir las experiencias ya que sólo así pueden darse cuenta que están equivocados, aprendiendo de sus errores. Los padres o representantes están ahí para marcarles el camino y orientarlos para que sigan la dirección correcta.


Pero, ¿quién no se ha sentido que le falta recursos para tratar de ser una mejor madre o padre de familia?

Ocúpate y deja fluir los miedos:

  1. La mayor parte de los padres de familia que aman a sus adolescentes se sienten así, y de la misma manera que los hijos aprenden a ser hijos, los padres también aprenden a ser padres. Todos nacimos siendo hijos, pero ninguno nació siendo padre.

  2. Los padres son padres al mismo tiempo que nacen sus hijos así que están casi en igualdad de circunstancias. La única diferencia con los hijos, es que los padres tienen más experiencia en la vida. Deben controlar las emociones y tomar decisiones inteligentes ya que son los adultos.

  3. La experiencia de ser padres y educar a los hijos por una parte te hará sentirte muy feliz y pleno, y por otra parte te llenará de miedos y preocupaciones. No te recrimines por cómo has llevado la relación con tu adolescente, aprende más y trata de ver el lado bueno de la experiencia de ser madre o padre. Construye una nueva relación basada en la confianza, amor y respeto mutuo.

Te daremos algunas sugerencias:

  1. Ser padre es una experiencia de amor y por ello es importante comenzar por reconocer que todos cometemos errores. Por ello cuando los adolescente los cometan, debes pensar que estas serán experiencias de crecimiento y aprendizaje para ellos, lo que les permitirá luego convertirse en adultos responsables.

  2. Colócate frente el espejo y visualiza al padre que te gustaría ser, luego trabaja en ello para lograrlo.

  3. Deja de culparte y ser tan severo en los juicios que haces respecto a tu persona y hacia los demás. Si te dejas de juzgar, verás que la carga no es tan pesada.

  4. Recuerda eres un padre o madre en formación, ámate como eres y si quieres ser mejor, entonces aprende a serlo. ¿Cómo? La clave es buscar información: estudia, toma cursos, lee libros, asiste a conferencias de temas que te interesen.

  5. Todos los días ocurren cosas buenas y malas, de todas aprendemos, quédate con lo mejor y escoge lo positivo de tu aprendizaje.

  6. Trata de ser balanceado en tu pensamiento, sentimiento y acción. En todas las facetas de tu vida como padre, madre, esposo, compañero de vida, empleado, jefe o cualquier otro rol que desempeñes.

  7. Reconcíliate con tu pasado, perdona todas esas cosas que no te permiten avanzar, revisa tu presente y aprovecha las oportunidades que se te presentan.

  8. No te recrimines, recuerda y revisa lo que has logrado hasta el día de hoy. Incluso aquellas cosas que pensaste que nunca podrías hacer, y siéntete orgullosa(o) de ti.

  9. Dale gracias a la vida por lo que te ha dado.

  10. Nunca dejes a un lado tu meta: ser una madre o padre responsable y amoroso, incluso si eso significa tomar decisiones y arriesgarte con sus consecuencias.

Recuerda que el tener hijos y una familia representa un compromiso con la vida, así que: ámalos, comparte con ellos y disfruta la vida a su lado. Todos los días tenemos una nueva oportunidad para vivir y compartir con ellos, la vida en familia. No necesitas ser la madre o el padre perfecto, mejor sé un padre efectivo.


#TodosCreamos

0 vistas
  • TodosCreamos en Facebook
  • Negro del icono de Instagram

©2019 Todos Creamos - ESPAÑA